AYTECMA Y SU CAMBIO DE MOTOR

Enlace a la noticia original en Movicarga.com

El contratista español de elevación pesada, Aytecma, ha completado un cambio de motor marítimo utilizando gatos de cubo Enerpac en los estrechos confines de la sala de máquinas del buque. Los gatos de cubo SCJ-50 de Enerpac proporcionaron una alternativa más rápida y segura a los sistemas tradicionales de encofrado de madera.

Aytecma fue contratada para retirar el motor del Star Pyxis, un buque granelero, e instalar un nuevo motor de sustitución. Hasta ahora, Aytecma habría utilizado una combinación de gatos hidráulicos y encofrados para levantar el motor de 80 toneladas los 2 metros necesarios para trasladarlo a una bodega cercana para retirarlo con una grúa, utilizando el sistema de deslizamiento hidráulico de Aytecma.

Para gestionar mejor la elevación con seguridad dentro de los confines de la sala de máquinas, Aytecma seleccionó el gato cúbico SCJ-50 de Enerpac para proporcionar un método de elevación gradual con bloqueos mecánicos de seguridad incorporados.

Se colocaron cuatro gatos cúbicos SCJ-50 en cada esquina del motor de 8 m de largo, 5 m de ancho y 3 m de alto. Una bomba Enerpac Split-Flow permitió una elevación de varios puntos en una sola operación.

Con un tamaño reducido de 443 mm x 556 mm, el gato cúbico autoblocante SCJ-50 consta de una unidad de base y bloques de acero que sólo se insertan una vez que la carga está bloqueada mecánicamente en el gato cúbico. Los bloques se alinean fácilmente en un solo movimiento, proporcionando una seguridad óptima, de modo que el operario no necesita poner las manos debajo de una carga suspendida por presión hidráulica.

 

“El tamaño compacto, la facilidad de transporte y la seguridad del gato cúbico Enerpac, así como nuestro sistema de deslizamiento personalizado, fueron fundamentales para completar sin problemas el proyecto de retirada y sustitución del motor”, afirma Samuel Royo, responsable de marketing de Aytecma S.L. “Además, sin necesidad de utilizar gatos hidráulicos más lentos, ni otros calzos y cuñas, pudimos completar el proyecto más rápidamente.”